Inicio | Email
Compartir:



19/09/2011

Bullicio andalusí


http://www.ideal.es/almeria/v/20110919/cultura/bullicio-andalusi-20110919.html


 


El sonsonete más o menos rítmico del cencerro de la caravana de burros, el golpeteo del cantero del mármol, los aleteos de las aves de cetrería, la sirena de la noria manual, los comentarios de los jugadores del ajedrez gigante, los hurras por las carambolas del juego de los tragabolas, los aplausos por las interpretaciones musicales, la raspaduras de los buriles en la madera, los gritos de sorpresa ante el choque contra hilos de seda, el olor a distintos aromas, los efluvios de pasteles y de fritangas...


Pocas veces el anuncio de las sensaciones que se podrán vivir en un espectáculo resulta tan ajustado luego en la vivencia concreta de ese mismo espectáculo como ha ocurrido durante este fin de semana con las Alcaicerías del Milenio del Reino de Granada. Francisca Pleguezuelos, presidenta del Consorcio para la Conmemoración del Primer Milenio de la Fundación del Reino de Granada, aseguró, en la presentación oficial de esta actividad, que permitirá a toda la familia vivir el bullicio y la vida de los mercados de aquella época.


Datos históricos


Cuaquier persona que se acercara hasta la Plaza Vieja pudo comprobar el acierto de tal anuncio y la relación de sonidos y olores con la que ha empezado esta información -solamente un recuento, al que podría añadirse otros muchos más- constituye una de las pruebas del bullicio, al que, por supuesto, habría que añadir el producido por los propios visitantes, que, a mediodía de ayer, al menos, ocupaban todos los pasillos habilitados entre los 70 puestos, los 25 paneles y los conjuntos de arcos árabes con serias dificultades para circular entre ellos y poderse parar en alguno para contemplar al detalle la actividad que acogía.


Una de las sorpresas se producía en el puesto del mercader de seda ante la dificultad de ver el hilo que fijaba entre el mismo puesto y una columna de la arcada de la Plaza Vieja y el choque que recibía el paseante para terminar con un oh! de extrañeza y la lógica concentración de las personas que en ese mismo momento pasaba por el lugar. Algo parecido sucedió con la demostración del hilado en la que la mercader-artesana fabricaba la lana del vellón de una oveja.


«En Almería se trabajó la seda de una forma insuperable en belleza», dice un texto del egipcio al-Qalquansandi, del siglo XV, en el que también califica a la ciudad de «puerta del Levante y la llave del sustento. Tiene tierra de plata, costa de oro en polvo y un mar de esmeraldas». Porque en este elemento, paneles con textos recogidos de documentos de aquellos siglos, para confirmar el carácter cultura, más que comercial, de esta recreación de las Alcaicerías, reside una de las características destacadas por la presidenta del Consorcio, sobre todo para distinguirlas de otras similares, pero más comerciales que culturales.


Seguridad


Y, según esa documentación, todo indica que la Alcaicería de Almería, la que otro panel describe con un texto de al-Udri, del siglo XI, podría haberse instalado en el mismo lugar que ha ocupado esta recreación. Habla de la división en dos partes de la ciudad por la muralla y en una de ellas estaba la Alcaicería, en la que «los comerciantes se encontraban seguros con sus bienes, dirigiéndose a Almería la gente de todas partes». El pasacalles 'Al-Mariya, espejo de al-Andalus', que se desarrolló como cierre de las tres jornadas, puso el acento en esos detalles y en el papel que jugó Almería, como 'puerto', en el Reino de Granada. Pero se trató de uno solo de los atractivos de esta iniciativa con la que se ha tratado de revivir una actividad fundamental del periodo comprendido entre los siglos XI y XV como fue el comercio con sus mercancías, artesanos, gremios, colores, personajes. «¡Viviremos mil años!» fue el mensaje lanzado y que tuvo hasta 'tapices' en varias de las fachadas de la Alcaicería de la Plaza Vieja, producida por La Fragua de Vulcano. La conmemoración en Almería del Milenio del Reino de Granada tiene previsto continuar en próxima semanas con la exposición «El alma desgranada».



Espectaculos AMB Mercados Medievales y recreaciones históricas Cetrería, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO Época Medieval La Fragua de Vulcano ya está en Facebook

LA FRAGUA DE VULCANO
C/ Doctor Marco Merenciano 33-13ª | 46025 Valencia (Spain)
Telf. 963 400 037 | Fax. 963 479 046
E-mail: info@lafraguadevulcano.es